Historias Viajeras

…lugares, comidas, y algo más…


6 comentarios

El Mercado Central de Florencia

Una Historia Viajera en Florencia, Italia…

El amor por la buena comida es prácticamente una religión para los italianos. No hay pueblo de Italia, por pequeño que sea, que no tenga un mercado donde comprar los productos más frescos y variados… Y la bellísima ciudad de Florencia no es la excepción. Muy cerca de la Iglesia de San Lorenzo, se encuentra el Mercato Centrale, uno de los mercados más antiguos de Europa.

…verduras frescas y coloridas…

El Mercado Central de Florencia es uno de los más grandes del continente, y esto se debe a que fue construido para reflejar la grandeza de la ciudad en aquel entonces. Entre los años 1865 y 1871 Florencia fue capital de Italia, motivo por el cual se incrementó la población. Con tanto crecimiento, el mercado de la Loggia del Porcellino –que aún hoy funciona- no era lo suficientemente grande para abastecer a la ciudad. Además, para abrir el espacio necesario para la construcción de la Plaza de la República debió demolerse el Mercado Viejo. El gobierno florentino planificó entonces la construcción de nuevos mercados cubiertos, entre ellos en Mercado de San Lorenzo.

Pastas con sello florentino

…de compras por el Mercato Centrale

La edificación del Mercado de San Lorenzo se le encargó al arquitecto Giuseppe Mengoni, reconocido por la realización de la famosa Galería Vittorio Emanuele II en Milán. Para 1874, el Mercado de Florencia quedó oficialmente inaugurado durante una exposición internacional de agricultura. Desde aquel momento, en el Mercato Centrale podemos encontrar una gran variedad de puestos especializados en pastas, carnes, frutas y verduras, quesos, fiambres, y mucho más.

¡Qué ganas de probar todo!

En las calles aledañas al Mercato Centrale funciona una extensión del tradicional mercado, donde la estrella no es la gastronomía sino los productos realizados en cuero. Todos los días, cientos de turistas recorren este mercado callejero en busca del mejor cuero italiano a muy buenos precios. Allí también se puede adquirir todo tipo de souvenirs o recuerdos de Florencia.

En las inmediaciones del Mercado Central funciona este mercado callejero, ideal para comprar cuero italiano!

Visitar el Mercado Central es una forma de sumergirse en la cultura de Florencia, una ciudad bellísima donde la gastronomía ocupa un lugar primordial… ¡qué mejor entonces que pasear por su mercado!

En el Mercado de San Lorenzo se pueden comprar desde “pequeños” souvenirs…

Información útil:

  • El Mercado Central de Florencia está situado frente a la Piazza del Mercato Centrale, entre la Via dell’Ariento, Via San’Antonio, y Via Panicale. Se puede visitar de lunes a viernes de 7 a 14 hs, o los días sábados de 7 a 17 hs. Los domingos y días festivos el mercado se encuentra cerrado.

…hasta “grandes” recuerdos!


4 comentarios

¡Un cappuccino, por favor!

Una Delicia Viajera en Italia…

Si te gusta el café, y estás paseando por alguna ciudad de Italia, sería casi un crimen no hacer una pausa para disfrutar de un riquísimo cappuccino. Esta tradicional bebida italiana se popularizó en todo el mundo allá por la década del ’50, pero sus comienzos son mucho más antiguos…

Terminando el día con un cappuccino en Roma

Cuenta la historia que en el año 1683, luego de que el asedio turco a Viena culminara con la Batalla de Viena, los turcos derrotados abandonaron sus sacos de café antes de dejar la ciudad. Los austríacos prepararon el café de sus enemigos, pero como les resultó muy fuerte, le agregaron un poquito de crema y miel para hacerlo más suave. El resultado final fue un café de color similar al hábito de los monjes capuchinos, del cual tomaría su nombre esta bebida. Algunos dicen que en realidad el nombre de este tipo de café se debe a que quien lo creó fue un monje capuchino llamado Marco D’Aviano. Con el tiempo, se fue remplazando la crema por leche y la miel por cacao o canela…

Dejando la historia a un lado, lo cierto es que –según los expertos- el secreto para un buen cappuccino está en la técnica, no en los ingredientes. Para su preparación es fundamental contar con uno de los grandes inventos italianos, la máquina de café expresso, ya que ese tipo de café es la base para el cappuccino.

Entonces, ¿cómo se prepara un buen cappuccino? Por un lado, debemos preparar un café expresso bien intenso. Por el otro, necesitamos una máquina de esas que sueltan vapor de agua para poder calentar la leche, además de darle textura. Al calentar la leche con el vapor, también le estamos dando algo fundamental para el cappuccino: espuma de leche. Incorporamos entonces la leche caliente al café expresso, dejando que la espuma caiga suavemente al final. Para terminar, podemos espolvorear cacao en polvo o canela sobre la espuma. En muchos bares de Italia, con el cacao o la canela se decora la espuma para dar un toque final al cappuccino

…una pausa para un rico cappuccino después de andar todo el día por las calles de Milán…

¿Sabías que… la máquina de café expresso fue patentada por un empresario italiano llamado Luigi Bezzera en 1901? El señor Bezzera estaba cansado de que sus empleados perdieran tiempo preparando café, entonces diseñó esta máquina que permite una producción rápida y continua de café, sin que éste pierda su sabor y aroma. Unos años más tarde, Bezzera le vende su patente a Desiderio Pavoni, quien comercializa la máquina de café expresso, instalándola en bares y restaurantes.


8 comentarios

Para disfrutar con los 5 sentidos

Una Historia Viajera en Barcelona, España…

Algunos lo llaman el “santuario del buen comer”… Otros lo consideran un “paraíso para los sentidos”… No importa cómo lo llamen, el Mercado de la Boquería es, sin lugar a dudas, un sitio que no se puede dejar de conocer en Barcelona.

Mercado de la Boquería – Barcelona

Ubicado sobre las Ramblas, en el corazón histórico de la ciudad, el Mercado de la Boquería es un símbolo de Barcelona. Miles de personas llegan todos los días hasta allí para comprar o vender los mejores productos de toda España: desde frutas y verduras, pasando por los más ricos jamones, hasta llegar a los pescados y mariscos que, de tan frescos, todavía se mueven!

La presentación y la variedad de los productos hacen de La Boquería un lugar único…

Un poquito de historia…

Ya en la Edad Media existía en las Ramblas un mercado ambulante que dio origen a la Boquería. Este mercado recibió distintos nombres a lo largo de su historia (Mercado de la Paja, Mercado Bornet, Mercado del Pla de la Boquería) hasta llegar al actual. En el año 1840, se inauguró el mercado cubierto de San José (nombre oficial de la Boquería), pero el aspecto actual data de 1914, cuando se construyó la estructura de hierro que da forma al edificio.

De compras por La Boquería…

La Boquería es como una pequeña ciudad dentro de la ciudad. Consta de unos 6.000 m², donde 300 puestos dan vida a este mercado. Como la mayoría de los sitios que se convierten en atractivos turísticos, aquí también hay que alejarse un poco de la entrada principal para descubrir el verdadero mercado… ese mercado donde los puesteros ofrecen a viva voz sus productos, donde los hombres venden carne y las mujeres pescado, donde se puede probar un poquito de cada cosa…

En La Boquería, la venta de pescado es cosa de mujeres!

Los productos más frescos se encuentran en La Boquería…

Se pueden pasar horas caminando por los pasillos de La Boquería, probando los distintos productos que cada puesto ofrece. Además, al igual que en muchos mercados, en la Boquería se puede comer muy bien a muy buenos precios. En sus bares se pueden probar las especialidades locales hechas en el momento con los productos más frescos.

¡Para los amantes del jamón crudo, este mercado es un paraíso!!!

Uno de los bares más populares es el Pinotxo, donde su dueño Don Juanito ha hecho de las tapas y el bacalao las claves de su fama. Otro de los lugares más famosos de la Boquería es el Bar Clemen’s, atendido por sus dueños Paqui y Alberto. En nuestro paso por Barcelona, nosotros elegimos almorzar en la barra del Clemen’s… La mayoría de estos puestos se llenan al mediodía y, como se come en la barra, hay pocos asientos disponibles, por lo que hay que esperar… pero vale la pena: pescados, tortillas, pinchos de ternera y de cerdo, todo acompañado de unas cañitas (cerveza tirada)… ¡espectacular!

¡Una fiesta para los sentidos!

La Boquería es un lugar para disfrutar a pleno: los colores de las frutas y verduras, las delicias que se pueden degustar en los distintos puestos, el murmullo de voces que ofrecen sus productos, los riquísimos aromas de las frutas frescas…  ¡la Boquería es una fiesta para los sentidos!

Mercado de la Boquería

Información útil:

El Mercado de la Boquería se encuentra en Rambla 91, y abre todos los días de 8 a 20.30 hs.


7 comentarios

Estofado de carne con “dumplings”

Una Receta Viajera en Londres, Inglaterra…

Cuando estuvimos en Inglaterra, no teníamos muy en claro con qué nos íbamos a encontrar a la hora de comer, ya que aquí por Sudamérica, en general, la comida inglesa no es muy reconocida. Fue una grata sorpresa la que nos llevamos al llegar a Londres, cuando fuimos probando distintos platos tradicionales, y todos estaban riquísimos! Eso sí, nada de restaurantes turísticos o cadenas internacionales: para probar las comidas típicas, lo mejor es ir a los pubs donde los londinenses almuerzan! Allí se pueden degustar platos variados bien tradicionales por poco dinero…

Típico pub londinense donde se puede comer el menú del día, que suele ser un plato tradicional inglés.

Queríamos compartir con ustedes la receta de uno de los primeros platos que probamos: el estofado de carne con “dumplings”… ¿Pero qué son los dumplings? Son trozos de masa, elaborados con harina, papa, o pan, que se cocinan en el líquido de una sopa o estofado. También pueden ser de una masa dulce para servirse con un postre, e incluso pueden ir rellenos con alguna fruta. Son una parte importante de la gastronomía inglesa, y se suelen servir acompañando el típico estofado de carne que hoy preparamos.

Este es el estofado de carne con dumplings que probamos en Londres…

Este delicioso estofado con dumplings se puede probar en cualquier pub londinense… o simplemente podés seguir nuestra  receta y prepararlo en casa!

Estofado de carne con dumplings (Beef stew with dumplings)

…preparando los vegetales…

Ingredientes para el estofado (para 2 personas):

400 gramos de carne de ternera

2 papas medianas para el estofado y 2 papas grandes para el puré

1 zanahoria

2 cebollas

1 puerro

330 ml de cerveza Guinness u otra cerveza similar

½ litro de caldo vegetal

2 tomates frescos y ½ lata de puré de tomates

Sal y pimienta

Ingredientes para los dumplings:

…cebollitas en la olla…

125 gr de harina común

1 cucharadita de polvo de hornear

1 pizca de sal

60 gr de aceite

Agua: cantidad necesaria para formar la masa

Comenzamos con la preparación…

…agregamos las zanahorias, las papas, y los tomates…

Primero cortamos la carne en pequeños trozos, le agregamos sal y pimienta, la rebozamos con harina, y la marcamos en una cacerola con un poco de aceite, a fuego fuerte. Una vez que está dorada, sacamos la carne de la cacerola y la reservamos. En la misma olla, rehogamos la cebolla. Cuando esté transparente, agregamos el puerro, y después las papas y las zanahorias cortadas en trozos.

…incorporamos el caldo de verduras y la cerveza Guinness!

Mientras que los vegetales se cocinan, cortamos los tomates. Luego los agregamos a la olla, junto con el puré de tomates. A los 10 minutos de cocción, incorporamos nuevamente la carne que teníamos reservada. Agregamos el caldo de verduras, y la cerveza; tapamos la cacerola, y dejamos que cocine a fuego medio durante 60 minutos.

¡Así de tentador queda el estofado cuando le agregamos la cerveza!

¡Los dumplings a la olla!

Aprovechamos el tiempo de cocción para hervir las papas para el puré (se sirve como acompañamiento) y para preparar los dumplings… Colocamos la harina, el polvo de hornear, una pizca de sal, y el aceite en un bowl. Comenzamos a amasar y vamos agregando agua, hasta formar una masa espesa, y con esa masa vamos a formar pequeñas bolitas… Cuando el estofado está casi listo, agregamos estas bolitas de masa a la preparación. Tapamos nuevamente la olla, y dejamos cocinar en el caldo del estofado unos 15 minutos.

¡Ya está casi listo el estofado!

Cuando los dumplings están cocidos (esponjosos por dentro y húmedos por fuera), el estofado ya está listo para servir… ¡Ahora sólo queda disfrutar!

¡Así queda el estofado de carne con dumplings, listo para llevar a la mesa!