Historias Viajeras

…lugares, comidas, y algo más…


6 comentarios

El Mercado Central de Florencia

Una Historia Viajera en Florencia, Italia…

El amor por la buena comida es prácticamente una religión para los italianos. No hay pueblo de Italia, por pequeño que sea, que no tenga un mercado donde comprar los productos más frescos y variados… Y la bellísima ciudad de Florencia no es la excepción. Muy cerca de la Iglesia de San Lorenzo, se encuentra el Mercato Centrale, uno de los mercados más antiguos de Europa.

…verduras frescas y coloridas…

El Mercado Central de Florencia es uno de los más grandes del continente, y esto se debe a que fue construido para reflejar la grandeza de la ciudad en aquel entonces. Entre los años 1865 y 1871 Florencia fue capital de Italia, motivo por el cual se incrementó la población. Con tanto crecimiento, el mercado de la Loggia del Porcellino –que aún hoy funciona- no era lo suficientemente grande para abastecer a la ciudad. Además, para abrir el espacio necesario para la construcción de la Plaza de la República debió demolerse el Mercado Viejo. El gobierno florentino planificó entonces la construcción de nuevos mercados cubiertos, entre ellos en Mercado de San Lorenzo.

Pastas con sello florentino

…de compras por el Mercato Centrale

La edificación del Mercado de San Lorenzo se le encargó al arquitecto Giuseppe Mengoni, reconocido por la realización de la famosa Galería Vittorio Emanuele II en Milán. Para 1874, el Mercado de Florencia quedó oficialmente inaugurado durante una exposición internacional de agricultura. Desde aquel momento, en el Mercato Centrale podemos encontrar una gran variedad de puestos especializados en pastas, carnes, frutas y verduras, quesos, fiambres, y mucho más.

¡Qué ganas de probar todo!

En las calles aledañas al Mercato Centrale funciona una extensión del tradicional mercado, donde la estrella no es la gastronomía sino los productos realizados en cuero. Todos los días, cientos de turistas recorren este mercado callejero en busca del mejor cuero italiano a muy buenos precios. Allí también se puede adquirir todo tipo de souvenirs o recuerdos de Florencia.

En las inmediaciones del Mercado Central funciona este mercado callejero, ideal para comprar cuero italiano!

Visitar el Mercado Central es una forma de sumergirse en la cultura de Florencia, una ciudad bellísima donde la gastronomía ocupa un lugar primordial… ¡qué mejor entonces que pasear por su mercado!

En el Mercado de San Lorenzo se pueden comprar desde “pequeños” souvenirs…

Información útil:

  • El Mercado Central de Florencia está situado frente a la Piazza del Mercato Centrale, entre la Via dell’Ariento, Via San’Antonio, y Via Panicale. Se puede visitar de lunes a viernes de 7 a 14 hs, o los días sábados de 7 a 17 hs. Los domingos y días festivos el mercado se encuentra cerrado.

…hasta “grandes” recuerdos!


Deja un comentario

Sombras en la Piazza del Duomo

Una Foto Viajera en Florencia, Italia…

El conjunto de la Catedral, el Campanile, y el Baptisterio, en la Piazza del Duomo, es una de las postales más famosas de Florencia. El revestimiento de mármoles blancos, verdes, y rosados, da a estos edificios un aspecto uniforme, a pesar de haber sido construidos por diferentes arquitectos y en distintos períodos.

El Duomo o Catedral de Santa María de las Flores es una de las iglesias católicas más grandes del mundo. Su construcción, a cargo del arquitecto Di Cambio, comenzó a fines del siglo XIII. Sin dudas, lo más llamativo de la Catedral de Florencia no es el edificio en sí, sino su cúpula, construida por Brunelleschi. Junto al Duomo, se ubica el Campanile, iniciado por Gioto y concluido por Pisano para 1359. Esta torre-campanario es considerada una de las más hermosas de toda Italia por sus proporciones y su ornamentación. Frente a la Catedral se encuentra el Baptisterio de San Giovanni, que data del siglo XI. Aquí se encuentra una copia de la famosa “Puerta del Paraíso”, de Ghiberti –la original se encuentra en el Museo de la Catedral de Florencia-.

…sombras en la Piazza del Duomo

Estos tres edificios son majestuosos, y están ubicados a muy poca distancia entre sí, por lo que fotografiarlos juntos es una tarea bastante difícil. Es por eso que elegimos esta foto: la sombra del Baptisterio sobre la fachada de la Catedral, el Campanile, y el hermoso cielo de Florencia…