Historias Viajeras

…lugares, comidas, y algo más…


6 comentarios

El Mercado Central de Florencia

Una Historia Viajera en Florencia, Italia…

El amor por la buena comida es prácticamente una religión para los italianos. No hay pueblo de Italia, por pequeño que sea, que no tenga un mercado donde comprar los productos más frescos y variados… Y la bellísima ciudad de Florencia no es la excepción. Muy cerca de la Iglesia de San Lorenzo, se encuentra el Mercato Centrale, uno de los mercados más antiguos de Europa.

…verduras frescas y coloridas…

El Mercado Central de Florencia es uno de los más grandes del continente, y esto se debe a que fue construido para reflejar la grandeza de la ciudad en aquel entonces. Entre los años 1865 y 1871 Florencia fue capital de Italia, motivo por el cual se incrementó la población. Con tanto crecimiento, el mercado de la Loggia del Porcellino –que aún hoy funciona- no era lo suficientemente grande para abastecer a la ciudad. Además, para abrir el espacio necesario para la construcción de la Plaza de la República debió demolerse el Mercado Viejo. El gobierno florentino planificó entonces la construcción de nuevos mercados cubiertos, entre ellos en Mercado de San Lorenzo.

Pastas con sello florentino

…de compras por el Mercato Centrale

La edificación del Mercado de San Lorenzo se le encargó al arquitecto Giuseppe Mengoni, reconocido por la realización de la famosa Galería Vittorio Emanuele II en Milán. Para 1874, el Mercado de Florencia quedó oficialmente inaugurado durante una exposición internacional de agricultura. Desde aquel momento, en el Mercato Centrale podemos encontrar una gran variedad de puestos especializados en pastas, carnes, frutas y verduras, quesos, fiambres, y mucho más.

¡Qué ganas de probar todo!

En las calles aledañas al Mercato Centrale funciona una extensión del tradicional mercado, donde la estrella no es la gastronomía sino los productos realizados en cuero. Todos los días, cientos de turistas recorren este mercado callejero en busca del mejor cuero italiano a muy buenos precios. Allí también se puede adquirir todo tipo de souvenirs o recuerdos de Florencia.

En las inmediaciones del Mercado Central funciona este mercado callejero, ideal para comprar cuero italiano!

Visitar el Mercado Central es una forma de sumergirse en la cultura de Florencia, una ciudad bellísima donde la gastronomía ocupa un lugar primordial… ¡qué mejor entonces que pasear por su mercado!

En el Mercado de San Lorenzo se pueden comprar desde “pequeños” souvenirs…

Información útil:

  • El Mercado Central de Florencia está situado frente a la Piazza del Mercato Centrale, entre la Via dell’Ariento, Via San’Antonio, y Via Panicale. Se puede visitar de lunes a viernes de 7 a 14 hs, o los días sábados de 7 a 17 hs. Los domingos y días festivos el mercado se encuentra cerrado.

…hasta “grandes” recuerdos!

Anuncios


2 comentarios

24 horas en Venecia (segunda parte)

Una Historia Viajera en Venecia, Italia…

Aquí podés leer la primera parte de esta nota: https://historiasviajeras.wordpress.com/2012/08/07/24-horas-en-venecia-primera-parte/

Las góndolas, un símbolo de Venecia…

La zona de Rialto, por ser la parte más alta de la ciudad, fue el primer núcleo urbano de Venecia. En las inmediaciones del Puente de Rialto -construido en 1588- funciona un mercado de frutas y verduras, ideal para degustar productos locales. Desde el Puente de Rialto se obtienen unas hermosas vistas del Gran Canal…

Una vez que cruzamos el puente,  seguimos nuevamente las flechas, ahora camino a Plaza San Marcos. Al llegar a ella, es importante recordar que Venecia fue una gran potencia marítima durante la Edad Media, y que toda su riqueza de ese entonces se ve reflejada en la calidad artística de sus edificios. Con esto en mente, ingresamos al salón más hermoso de Europa, según palabras de Napoleón…

La Basílica de San Marcos forma parte del “salón más hermoso de Europa”…

La Plaza San Marcos es el centro de la vida social veneciana. Rodeada por una bella galería, aquí podemos escuchar música en vivo en alguno de los tradicionales cafés, o simplemente dejarnos maravillar ante tanto esplendor: la Plaza San Marcos está enmarcada por la Basílica homónima, el Campanario, el Palacio Ducal, y la Torre del Reloj, entre otros edificios…

Los cafés de la Plaza San Marcos son tan tradicionales en Venecia como los paseos en góndola…

La Basílica de San Marcos, construida entre los siglos IX y XI, es una obra maestra de la arquitectura Bizantina. Su mayor tesoro son los más de 4.000 m² de mosaicos! Su construcción comenzó en el año 828 para albergar los restos del apóstol San Marcos, traídos desde Alejandría y colocados debajo del altar, sobre columnas de mármol y alabastro.

La Basílica y las famosas palomas de la Plaza San Marcos

Campanile

Junto a la Basílica se encuentra el Campanile o torre-campanario, que con sus 98,5 metros, es el edificio más alto de la ciudad. La actual torre no es la original, ya que en 1902 la estructura del siglo XVI se derrumbó, entonces debió ser reconstruida. Por ser el la edificación de mayor altura, el campanario es el punto panorámico más importante de la ciudad: se sube en ascensor para obtener unas vistas de 360° de Venecia!

Siguiendo nuestro recorrido por la Plaza San Marcos, nos encontramos con el Palacio Ducal, sede del gobierno veneciano. Desde allí, unos 120 dogi o dux gobernaron Venecia durante casi un milenio. El Palazzo Ducale fue edificado en el siglo IX como un castillo fortificado, pero fue reconstruido entre 1340 y 1419. Además de sede del gobierno y residencia del dux, el Palacio era utilizado antiguamente como corte de justicia y prisión.

Columnas de San Marcos y San Teodoro

Seguimos caminando hacia el Gran Canal y llegamos a Piazza Ducale, donde podemos ver dos columnas construidas en 1172: la de San Marcos (Santo Patrono de Venecia) y la de San Teodoro (antiguo Patrono de Venecia).

Continuando nuestro paseo, nos encontramos con el famoso Puente de los Suspiros, construido en el siglo XVII. Su función era la de conectar el Palacio Ducal con la vieja prisión. El particular nombre de este puente se debe a que, luego de ser juzgados y sentenciados en el Palazzo Ducale, los prisioneros se dirigían a los calabozos para cumplir con su condena, y a través de las pequeñas ventanas del puente veían por última vez la hermosa Venecia… de allí los suspiros…

Puente de los Suspiros

Paseo costanero en Venecia

Junto al Gran Canal se extiende un amplio paseo costanero donde se ubican algunos de los hoteles y restaurantes más caros. Pero si igual queremos disfrutar sin gastar demasiado, podemos tomar unos ricos spritz (aperitivo típico de la región) o unas birras (cervezas) bien frías, mientras caminamos junto al Gran Canal…

Se termina el día en Venecia…

Cuando cae el sol, Venecia cambia por completo… no hay casi turistas, la tranquilidad reina, y muchas calles quedan vacías, por lo que es recomendable cenar en algún restaurante cercano al lugar donde nos alojemos.

Las últimas 12 horas…

…ropa secándose al sol…

Es nuestra última mañana aquí en Venecia. Elegimos volver hacia la zona de Plaza San Marcos, pero haciendo un camino distinto alejándonos de las calles más transitadas. La ruta que elegimos nos muestra otra cara de Venecia: la de los venecianos. Mientras paseamos vemos a las señoras haciendo sus compras, a los vecinos charlando de balcón a balcón o tendiendo la ropa al sol… Pudimos ver una ciudad distinta, más real…

Mosaicos en la Basílica de San Marcos

Aprovechamos también para ingresar a la Basílica de San Marcos y para ascender al Campanile… Nos despedimos de Venecia con las mejores vistas de esta ciudad única, que enamora con sus góndolas, sus canales, y sus palacios… Venecia nos sorprendió a cada paso, regalándonos escenas que parecen sacadas de una postal…

Hermosas vistas de Venecia desde lo alto del Campanario

Algunas recomendaciones…

Timbres venecianos

* Si vas a viajar a Venecia con equipaje (no nos referimos al equipaje de mano, sino a maletas grandes), es importante elegir un hotel cercano a la estación de trenes o a Piazzale Roma para no tener que cargas valijas al subir y bajar puentes…

* Algo bastante peculiar de Venecia es que en los puntos de Información Turística, los mapas de la ciudad no son gratuitos… sí, los mapas de Venecia se cobran! Los hoteles sí entregan mapas gratuitos a sus huéspedes.

* Las calles de Venecia son como un gran laberinto, por lo que es muy difícil recordar por cuál calle pasamos o dónde queda algún sitio que nos llamó la atención. Es por esto que te recomendamos lo siguiente: si al pasar por una tienda ves algo que te gusta, ¡compralo!

Los canales de Venecia quedan vacíos al atardecer…

 


4 comentarios

¡Un cappuccino, por favor!

Una Delicia Viajera en Italia…

Si te gusta el café, y estás paseando por alguna ciudad de Italia, sería casi un crimen no hacer una pausa para disfrutar de un riquísimo cappuccino. Esta tradicional bebida italiana se popularizó en todo el mundo allá por la década del ’50, pero sus comienzos son mucho más antiguos…

Terminando el día con un cappuccino en Roma

Cuenta la historia que en el año 1683, luego de que el asedio turco a Viena culminara con la Batalla de Viena, los turcos derrotados abandonaron sus sacos de café antes de dejar la ciudad. Los austríacos prepararon el café de sus enemigos, pero como les resultó muy fuerte, le agregaron un poquito de crema y miel para hacerlo más suave. El resultado final fue un café de color similar al hábito de los monjes capuchinos, del cual tomaría su nombre esta bebida. Algunos dicen que en realidad el nombre de este tipo de café se debe a que quien lo creó fue un monje capuchino llamado Marco D’Aviano. Con el tiempo, se fue remplazando la crema por leche y la miel por cacao o canela…

Dejando la historia a un lado, lo cierto es que –según los expertos- el secreto para un buen cappuccino está en la técnica, no en los ingredientes. Para su preparación es fundamental contar con uno de los grandes inventos italianos, la máquina de café expresso, ya que ese tipo de café es la base para el cappuccino.

Entonces, ¿cómo se prepara un buen cappuccino? Por un lado, debemos preparar un café expresso bien intenso. Por el otro, necesitamos una máquina de esas que sueltan vapor de agua para poder calentar la leche, además de darle textura. Al calentar la leche con el vapor, también le estamos dando algo fundamental para el cappuccino: espuma de leche. Incorporamos entonces la leche caliente al café expresso, dejando que la espuma caiga suavemente al final. Para terminar, podemos espolvorear cacao en polvo o canela sobre la espuma. En muchos bares de Italia, con el cacao o la canela se decora la espuma para dar un toque final al cappuccino

…una pausa para un rico cappuccino después de andar todo el día por las calles de Milán…

¿Sabías que… la máquina de café expresso fue patentada por un empresario italiano llamado Luigi Bezzera en 1901? El señor Bezzera estaba cansado de que sus empleados perdieran tiempo preparando café, entonces diseñó esta máquina que permite una producción rápida y continua de café, sin que éste pierda su sabor y aroma. Unos años más tarde, Bezzera le vende su patente a Desiderio Pavoni, quien comercializa la máquina de café expresso, instalándola en bares y restaurantes.


Deja un comentario

Sombras en la Piazza del Duomo

Una Foto Viajera en Florencia, Italia…

El conjunto de la Catedral, el Campanile, y el Baptisterio, en la Piazza del Duomo, es una de las postales más famosas de Florencia. El revestimiento de mármoles blancos, verdes, y rosados, da a estos edificios un aspecto uniforme, a pesar de haber sido construidos por diferentes arquitectos y en distintos períodos.

El Duomo o Catedral de Santa María de las Flores es una de las iglesias católicas más grandes del mundo. Su construcción, a cargo del arquitecto Di Cambio, comenzó a fines del siglo XIII. Sin dudas, lo más llamativo de la Catedral de Florencia no es el edificio en sí, sino su cúpula, construida por Brunelleschi. Junto al Duomo, se ubica el Campanile, iniciado por Gioto y concluido por Pisano para 1359. Esta torre-campanario es considerada una de las más hermosas de toda Italia por sus proporciones y su ornamentación. Frente a la Catedral se encuentra el Baptisterio de San Giovanni, que data del siglo XI. Aquí se encuentra una copia de la famosa “Puerta del Paraíso”, de Ghiberti –la original se encuentra en el Museo de la Catedral de Florencia-.

…sombras en la Piazza del Duomo

Estos tres edificios son majestuosos, y están ubicados a muy poca distancia entre sí, por lo que fotografiarlos juntos es una tarea bastante difícil. Es por eso que elegimos esta foto: la sombra del Baptisterio sobre la fachada de la Catedral, el Campanile, y el hermoso cielo de Florencia…


1 comentario

24 horas en Venecia (primera parte)

Una Historia Viajera en Venecia, Italia…

Venecia es una ciudad única, con sus puentes, sus palacios, sus góndolas, sus ventanas llenas de flores… Venecia es una ciudad para conocer a pie, dejándose llevar por sus calles laberínticas… Venecia es una ciudad que hoy vamos a descubrir en 24 horas…

Venecia… una ciudad única…

Venecia es una ciudad completamente diferente a otras, ya que está conformada por unas 120 islas unidas a través de casi 500 puentes. Los estrechos canales convergen en el canal más ancho, el Gran Canal. Con sus 3 km de largo, este canal cumple la misma función que la avenida principal de una ciudad. Pero Venecia no siempre fue así…

Un poquito de historia…

…por los canales de Venecia…

Allá por el siglo V, los habitantes de la región del Véneto buscaron escapar de los ataques de los bárbaros. Estos pobladores hallaron refugio en la laguna litoral que se forma en la desembocadura del río Po: con gruesos troncos ligados entre sí, sobre el terreno pantanoso, construyeron la base sobre la cual se levanta hoy Venecia.

Desde sus orígenes, Venecia contó con una ubicación privilegiada que la convirtió en un punto vital en el comercio entre Oriente y Occidente. Para principios del siglo XV, Venecia controlaba gran parte de Italia, además de haber anexado Creta, Siria, Palestina, y Chipre a su territorio. Esta gran expansión transformó a Venecia no sólo en el centro del comercio internacional de ese momento, sino también en la mayor ciudad portuaria del mundo, con más de 200.000 habitantes. Durante siglos, se mantuvo como potencia marítima, pero dos hechos hicieron que Venecia perdiera lentamente el control de la ruta hacia las Indias: Constantinopla cayó en manos de los turcos en 1453, y en 1492 Cristóbal Colón llegó a América. A pesar de verse debilitada, Venecia se mantuvo como una república independiente hasta la llegada de Napoleón en 1797. Ese año marcó el fin de una era para Venecia, que además de ser saqueada, fue entregada por Napoleón al Imperio Austro-Húngaro. En 1866, Venecia pasó finalmente a formar parte del Reino de Italia.

Máscaras venecianas

Ahora que ya conocemos un poquito más sobre la historia de Venecia, podemos dedicarnos a recorrer sus calles, sus canales, sus puentes… Como ya bien sabemos, esta hermosa ciudad fue construida sobre una laguna litoral, por lo que la única forma de llegar a Venecia es a través del Puente de la Libertad, que la conecta con tierra firme (a excepción de quienes llegan en crucero u otro tipo de embarcación). Este puente ferro-vial conduce, por un lado, a Piazzale Roma, que es como un gran estacionamiento, y por el otro, a la estación de trenes (Estación Santa Lucía). A partir de allí, para conocer en profundidad la ciudad, lo ideal es caminar…

Típicas callecitas de Venecia

Si bien a simple vista pareciera que Venecia es como un gran laberinto, las calles están bien señalizadas, indicando con grandes flechas hacia dónde quedan los sitios más importantes.

Entonces, sigamos las flechas….

Las primeras 12 horas

Llegamos a Venecia en tren (desde Florencia) al mediodía. El recorrido comienza al salir de la estación de trenes. Cruzamos el Puente de los Descalzos (saliendo de la estación hacia la izquierda), y a partir de allí, comenzamos a caminar siguiendo las flechas que indican el camino a Rialto/San Marco… Vale aclarar que no hay un solo camino a seguir, ya que sin importar qué calle tomemos, vamos a descubrir distintos rincones, hermosos puentes, e increíbles palacios que son señal de un pasado esplendoroso. Así, casi sin darnos cuenta, llegamos al Gran Canal y su famoso Puente de Rialto

Puente de Rialto

Continuará…


Deja un comentario

Las ninfas de Roma

Una Foto Viajera en Roma, Italia…

En el centro de la Plaza de la República, se alza una de las fuentes más impactantes -y quizás menos conocida- de Roma: la Fontana delle Naiadi o Fuente de las Náyades.

Fuente de las Náyades en la Plaza de la República

Esta hermosa fuente de bronce fue construida en 1901 por Mario Rutelli, como un remplazo para la Fuente del Acqua Pia, que había sido encargada por el Papa Pío IX y que tenía las figuras de cuatro leones. El producto final del artista Rutelli causó bastante controversia en aquel momento, ya que él sustituyó los leones por cuatro ninfas desnudas que mostraban gran sensualidad.

La Fuente de las Náyades está conformada por una escultura central del dios marino Glauco, que representa el dominio del hombre sobre la naturaleza, y cuatro esculturas de las ninfas o náyades. En la mitología griega, las náyades eran hermosas ninfas que habitaban distintos cursos de agua. En esta fuente romana, podemos observar cuatro ninfas: la ninfa del lago, representada con un cisne; la ninfa de los ríos, junto a una serpiente de agua dulce; la ninfa de las aguas subterráneas, acompañada por un lagarto; y la ninfa de los océanos, acompañada por un caballo de mar.

La Plaza de la República es una plaza circular, frente a la cual se encuentra la Basílica de Santa María de los Ángeles, construida por Miguel Angel sobre parte de las ruinas de las Termas de Diocleciano. En las antiguas termas –que fueron las mayores de Roma- funciona actualmente un museo de arte antiguo.


2 comentarios

Una mañana de paseo por Pisa

Una Historia Viajera en Pisa, Italia…

Recorrer la Toscana italiana significa descubrir belleza e historia a cada paso, y la ciudad de Pisa no es la excepción. Ubicada en la desembocadura del río Arno, Pisa es una de las ciudades más importantes de la región, y es mundialmente famosa por su torre inclinada. Pero Pisa es mucho más que eso: edificios que denotan un pasado de grandeza, modernas construcciones, prestigiosas universidades, una hermosa ribera… vení con nosotros a conocer Pisa!

Catedral y torre campanario en Pisa…

La tranquila costanera de Pisa, sobre el río Arno…

Pisa es una ciudad orgullosa de su pasado. A lo largo de su historia pasó por manos griegas, etruscas, y romanas, y durante la Edad Media vivió su época de mayor esplendor, gracias a su ubicación privilegiada en el centro de las comunicaciones marítimas y terrestres. Esto la convirtió en una potencia que afirmó su supremacía gracias al dominio de los mares en los siglos XI y XII. Es justamente durante ese período de esplendor que comienza la construcción del conjunto monumental conocido como Piazza dei Miracoli, o Plaza de los Milagros.

Piazza dei Miracoli o Plaza de los Milagros

La Plaza de los Milagros constituye el centro de la vida religiosa y civil de Pisa, y está conformada por cuatro edificios religiosos: la Catedral, el Baptisterio, la torre-campanario, y el Camposanto.

La Catedral de Santa Maríaes uno de los mejores exponentes de la arquitectura románica-pisana. Si bien su construcción se inició en el año 1064, no fue finalizada hasta mediados del siglo XIII.

Catedral de Pisa

Techo artesonado de la Catedral

La catedral pisana posee una planta de cruz latina, ornamentada por hermosos mosaicos, frescos, y mármoles blancos y verdes…

Púlpito de Giovanni Pisano, con representaciones de la vida de Cristo.

En 1595, un gran incendio  destruyó gran parte de las obras de arte de la catedral, pero, afortunadamente, la “joya” de la catedral, el púlpito realizado por Giovanni Pisano en el siglo XIV, sobrevivió al fuego.

Otro de los edificios que conforman el conjunto de la Plaza de los Milagros es el Baptisterio, construido entre los siglos XII y XIII.

Interior del Baptisterio: con una circunferencia de 107,25 m, es el baptisterio más grande de Italia..

De planta circular y      rodeado por columnas en sus dos niveles, el baptisterio cuenta con ventanales panorámicos en el piso superior, al cual se accede por escalera. Desde allí se tiene una hermosa vista de la Catedral y de todo el conjunto de la Plaza de los Milagros…

Vista de la Catedral desde lo alto del Baptisterio… detrás se asoma la famosa “torre de Pisa”…

Junto a la Catedral, se encuentra el acceso al Camposanto monumentale, cuya construcción comenzó en el año 1277. El Camposanto posee una planta rectangular que se despliega alrededor de un hermoso espacio verde, desde donde ingresa la luz que ilumina los sepulcros a través de grandes ventanales…

La paz del Camposanto de Pisa…

Camposanto monumentale

En el interior del Camposanto, además de sarcófagos, lápidas, y demás monumentos funerarios, se pueden apreciar frescos de importantes artistas pisanos. Lamentablemente, gran parte de los murales se perdieron en los bombardeos que se produjeron durante la Segunda Guerra Mundial. Una vez finalizada la guerra, se iniciaron los trabajos de restauración, que continúan aún en la actualidad.

¡La famosa Torre de Pisa!

Y para completar el conjunto, no podemos dejar de mencionar el símbolo de Pisa: ¡la famosa torre! El campanile, o torre-campanario, es conocido mundialmente por su inclinación de 3,97 metros. Bonanno Pisano estuvo a cargo de la construcción, que se inició en 1173. Al poco tiempo, ya se podía observar que la torre comenzaba a inclinarse debido a que los cimientos eran muy débiles y el suelo era inestable. Para que su reputación como arquitecto no se viera afectada, Pisano ordenó detener las obras. La construcción se continuó casi cien años después…

Es imposible no sorprenderse de lo inclinada que está la torre…

Giovanni di Simone continuó la obra, buscando compensar la inclinación de la torre construyendo verticalmente los cuatro pisos superiores… pero ésta no fue una buena decisión: el campanile seguía inclinándose! Luego de una larga interrupción, Tommaso Pisano retoma las obras y finaliza la construcción del campanario,inaugurado finalmente en 1372.

Turistas “posando” para la típica foto en Pisa, sosteniendo la torre para que no se caiga…

El campanile junto a la Catedral…

Pero la torre siguió moviéndose, tanto que llegó a alcanzar 5,1 metros de inclinación para 1918! A lo largo de su historia, trataron de “salvarla”, pero para 1993 la inclinación llegó a los 4,47 metros, por lo que la torre se cerró al público. Desde ese momento, se han encarado distintas obras para recuperar la torre: se le colocaron barras de plomo a modo de contrapeso y cables de acero de 100 m de largo que la recorren por dentro. Además,  la torre se fijó al suelo por medio de una serie de anclas enterradas a 40 m de profundidad. Todas estas medidas parecen haber funcionado, ya que la inclinación de la torre se detuvo, y en el 2001 fue reabierta al público.

Piazza dei Cavalieri
Monumento a Cosimo I de Medici frente al Palazzo della Carovana.

La Plaza de los Milagros es la “estrella” de Pisa gracias a su famosa torre, pero hay mucho más para ver: las viejas murallas y torres medievales que protegían la ciudad, los bellos edificios de la ribera, o la hermosa Piazza dei Cavalieri. La Plaza de los Caballeros fue el centro político de Pisa en la Edad Media, pero en el siglo XVI fue reconstruida por Giorgio Vasari al estilo renacentista  de los Medici que dominaban la ciudad.

Pisa es una pequeña ciudad con mucho para ofrecer, una ciudad donde lo antiguo y lo moderno se cruzan, donde a cada paso podemos descubrir un pasado glorioso. Si está en tus planes visitar la Toscana, Pisa es una ciudad que no podés dejar de conocer!

Algunos consejos para visitar Pisa…

  • Podés visitar Pisa contratando un tour desde distintos puntos de la Toscana, principalmente desde Florencia, pero también se puede llegar en avión (Aeropuerto Internacional Galileo Galilei), o en tren (Estación Pisa Centrale). Como es una ciudad pequeña, se recorre fácilmente en medio día.
  • Para poder ingresar a los edificios de la Plaza de los Milagros, hay que comprar un ticket que incluye el acceso a la Catedral, el Baptisterio, y el Camposanto.
  • Para poder subir a la torre campanario, se puede ir directamente a la torre, y ver en qué horarios quedan cupos disponibles para subir (información en la boletería). Otra opción muy recomendable es reservar la entrada con anticipación en http://boxoffice.opapisa.it/Torre/index.jsp (página en inglés o italiano únicamente), ya que los turnos de ascenso a la torre son cada 15 minutos, y para grupos pequeños.

¿Sabías que…

…la torre de Pisa no es la torre más inclinada del mundo? El “edificio más inclinado del mundo”, según el Libro de Records Guinness, se encuentra en Suurhusen, un pequeño pueblo de Alemania. La torre de la iglesia de Suurhusen tiene una inclinación de 5,07 metros, mientras que la de Pisa tiene 3,97.