Historias Viajeras

…lugares, comidas, y algo más…


4 comentarios

Cuando la Patagonia se viste de traje

Una Historia Viajera en Chubut, Patagonia Argentina…

     Para contarles esta historia, tenemos que retroceder en el tiempo unos tres años. Estábamos de viaje por la Patagonia, y un día, tomando mate en Puerto Patriada, a orillas del Lago Epuyén, Leo me dice: “¿Y si nos vamos a ver pingüinos?” Con ir “a ver pingüinos” él se refería a ir a Punta Tombo, a “tan sólo” unos 880 kilómetros de distancia! Por supuesto, no lo dudamos ni un segundo, y después de recorrer varios lugares en la región de los lagos, finalmente partimos desde Esquel y cruzamos el desierto patagónico con un único objetivo: ¡ir a Punta Tombo a ver pingüinos!

Punta Tombo, la mayor colonia continental de pingüinos de Magallanes del mundo.

Ubicada en la provincia de Chubut, la Reserva Natural de Punta Tombo es el hogar de la mayor colonia continental de pingüinos de Magallanes del mundo. Cada año, en el mes de Septiembre, casi un millón de pingüinos llegan a esta reserva con un único fin: aparearse, para luego tener allí sus crías.

En Punta Tombo se puede ver bien de cerca el comportamiento de los pingüinos…

Con el comienzo de la primavera en el hemisferio sur, Punta Tombo comienza a recibir a los miles y miles de pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus) que conforman esta gran colonia. Los machos son los primeros en llegar, ya que son los encargados de preparar el nido… Si tuvieron cría el año anterior, vuelven al mismo nido, y lo arreglan para que esté listo cuando llegue la hembra.

Pingüinos dentro de su nido

Tanto el macho como la hembra se turnan para empollar los huevos, buscar alimento, y luego cuidar de los pequeños pingüinos. A partir de Noviembre nacen las crías, que alcanzan su madurez a los 90 días aproximadamente. A finales de Marzo, cuando por estas latitudes comienza el otoño, las crías ya están lo suficientemente maduras para nadar hacia aguas más cálidas junto a sus padres.

¡La curiosidad de los pingüinos es tan grande como la nuestra!

Los pingüinos magallánicos no son animales muy grandes, ya que miden entre unos 40 y 50 cm de alto…

¡Imposible no sentirse un gigante!

Uno de los grandes atractivos de Punta Tombo es que uno puede ver los pingüinos bien cerca, y así sentirse un gigante entre estos pequeñitos…

La cercanía con los pingüinos hace de Punta Tombo un lugar imperdible…

Los pingüinos tienen prioridad…

La visita a la reserva se hace a través de distintos senderos señalizados que nos permiten observar de cerca el comportamiento de los pingüinos. Al ingresar a Punta Tombo, nos recibe el Guardafauna para brindarnos toda la información necesaria sobre esta especie, además de explicarnos cómo debe ser nuestro comportamiento dentro de la reserva:

  • no debemos salirnos de los caminos que están demarcados con piedras blancas;
  • no debemos molestar ni tocar a los pingüinos, ya que si bien son animales pacíficos, pueden sentirse amenazados e intentar defender a sus crías dándonos un fuerte picotazo;
  • si hubiera pingüinos dentro del sendero, ellos tienen la prioridad de paso.

Con estas reglas en mente, nos dedicamos a recorrer la reserva…

En los sectores de más “tránsito” de pingüinos hay pasarelas de madera para poder seguir recorriendo sin molestarlos…

Pasarelas en Punta Tombo

… las crías se mostraban curiosas y juguetonas…

…algunos pingüinos juegan a las escondidas debajo de las pasarelas…

¡A este pingüino le gusta posar para la cámara!

…nos observaban a nosotros con el mismo interés que nosotros a ellos…

¿Quién observa a quién?

Los adultos van y vienen al mar para buscar alimentos para sus crías…

El tiempo se nos pasó volando mientras disfrutábamos de este espectáculo natural… Punta Tombo nos sorprendió por su hermoso paisaje, pero fundamentalmente por la posibilidad de observar bien de cerca a estos bellos y divertidos animalitos. Es definitivamente un lugar de nuestra Patagonia que nadie debería dejar de conocer… ¿Qué esperás? Ya comenzó la temporada!!!

Información útil:

Punta Tombo dista unos 118 km de Trelew y 170 km de Puerto Madryn. Se pueden contratar excursiones desde ambas ciudades, o también se puede ir en vehículo propio. Desde Puerto Madryn, tomar la RN 3 hacia  Trelew. Desde allí, tomar la RP 25 hacia Rawson, y  luego de 7 km se encuentra el empalme con la RP 1 que conduce a Punta Tombo. Esta última parte del camino es de ripio (unos 60 km), pero se encuentra en buen estado. Importante: cargar combustible en Trelew, ya que en el camino no hay estaciones de servicio.

Además de los pingüinos, en Punta Tombo se puede disfrutar del hermoso paisaje patagónico…


9 comentarios

Salto del Agrio

Una Foto Viajera en Neuquén, Argentina…

En la Argentina existen miles de lugares de increíble belleza, donde la naturaleza dibujó paisajes que parecen de ensueño. Pero hay un lugar en la Patagonia donde las formas y los colores sorprenden a cada paso… Estamos hablando de Caviahue, un sitio donde la actividad volcánica aún sigue dejando su huella. Y es allí donde nos encontramos con el Salto del Agrio

Salto del Agrio, Patagonia Argentina

El Salto del Río Agrio es una imponente caída de agua de unos 50 metros de altura. Esta gran cascada vuelca sus aguas en una gran pileta que llama la atención por sus colores amarillos y verdosos, producto de la alta concentración de azufre. Junto al Salto se encuentran diferentes puntos panorámicos y miradores desde donde se puede disfrutar del paisaje, además de apreciar en detalle las columnas de basalto que conforman las paredes del piletón.


3 comentarios

Atardecer de ensueño en Quila Quina

Una Foto Viajera en San Martín de los Andes, Patagonia Argentina…

…el sol se esconde detrás de la Cordillera de los Andes, y el cielo se tiñe de rojo…

A tan sólo 18 km de San Martín de los Andes, provincia de Neuquén, se encuentra Quila Quina, una pequeña villa turística sobre la margen sur del Lago Lácar. Cada verano, cientos de visitantes llegan a Quila Quina a pasar el día y disfrutar de sus playas. También es allí donde las familias más adineradas de San Martín de los Andes tienen sus casas de veraneo, construidas en medio del bosque.

Quila Quina está ubicada en tierras que pertenecen a la comunidad mapuche, conformada por unas 2.000 personas que se dedican a la venta de artesanías y la cría de ganado (al llegar a Quila Quina se pueden ver los corrales con chivos y ovejas por todos lados!). Hay distintos circuitos peatonales que se pueden realizar, tales como el sendero El Cipresal, o caminatas hacia el arroyo Grande, el mirador del Cerro Abanico, o a la playa La Puntilla. A este último lugar se puede llegar también en auto, y es allí donde se pueden disfrutar hermosos atardeceres como el de la foto…

Cómo llegar a Quila Quina desde San Martín de los Andes:

  • En barco: varias embarcaciones parten durante todo el día desde el muelle. El viaje dura 30 minutos.
  • En auto: saliendo de SMA, tomar la RN 234 (Ruta de los Siete Lagos) bordeando el Lago Lacar. Luego de unos 6 km, a la derecha hay un desvío que conduce a Quila Quina (hay un cartel indicando el desvío). A partir de allí, el camino es de ripio, y bastante sinuoso, pero ofrece unas increíbles vistas! Al llegar a Quila Quina podrán dejar el auto en el estacionamiento junto al muelle.

Quila Quina cuenta con estacionamiento, baños públicos, confitería, restaurante, venta de artesanías, área de camping, muelle, y playas públicas.


Deja un comentario

Ascenso al volcán Copahue

Una Historia Viajera en Neuquén, Patagonia Argentina…

Situada al pie del volcán Copahue, la localidad neuquina de Caviahue es, para algunos, sinónimo de termas; para otros, de nieve y esquí. Para nosotros, pensar en Caviahue es pensar en la increíble experiencia del ascenso al volcán Copahue…

El volcán Copahue, custodio de Caviahue y su lago…

Ascenso al volcán Copahue: río Agrio

En lengua Mapuche, Copahue quiere decir “aguas sulfurosas”, cualidad que puede encontrarse en las aguas del río Agrio, en el Lago Caviahue, y también en las cascadas que tiñen las rocas de amarillos y naranjas. El volcán Copahue, de 2.953 metros de altura, es un volcán activo que ha entrado en erupción varias veces en los últimos años, siendo la del año 2000 la más reciente.

Subiendo al Copahue…

El ascenso al Copahue se debe hacer con guía y en vehículos 4×4 para llegar hasta la base del volcán. Una vez allí, comienza el ascenso a pie: unas 5 horas entre ida y vuelta, dependiendo del estado físico de las personas que conformen el grupo. No se necesita experiencia previa ni entrenamiento especial, aunque sí es recomendable un buen estado físico, y ropa y calzado adecuados.

Comenzamos el ascenso por “el caracol”, un camino en zigzag  hasta la naciente del río Agrio. Junto a las aguas sulfurosas del Agrio, paramos para desayunar y descansar un rato antes de emprender la parte final del ascenso.

Desayunando junto al río Agrio…

Cruzamos el río Agrio y la pendiente es cada vez  más empinada. La caminata se va tornando cada vez más difícil: ayudándonos con bastones de trekking, vamos subiendo en diagonal hasta llegar al sector conocido como “el arenal”: arena, piedras, más arena, precipicio, piedras que caen, mucho viento… en fin, hay que aferrarse fuerte al bastón, y dar pasos firmes y rápidos para llegar cuanto antes a la cumbre!

Tramo final a la cumbre: a la izquierda se ve chiquitito el grupo que iba delante de nosotros…

Y finalmente llegamos al cráter!!!

Volcán Copahue

Volcán Copahue

Al llegar el olor a azufre hace picar un poco la garganta, pero poco importa cuando las fumarolas del volcán nos dejan ver el glaciar colgante y la laguna del cráter, con sus aguas en constante ebullición…

El glaciar colgante y la laguna del cráter…

Aunque la vista panorámica desde el cráter es increíble, el azufre empieza a molestar, por lo que empezamos el descenso. Bajar fue muchísimo más fácil y divertido que subir: bajamos a los saltos, cual monos, aumentando la velocidad con la pendiente…

El río Agrio y sus aguas sulfurosas…

Almorzamos de regreso en el río, y como el día estaba tan lindo, aprovechamos para disfrutar del “spa” natural del Agrio: agua bien calentita y curativa!

Spa de pies en el Agrio!

La tarde se nos pasó charlando y disfrutando de ese lugar increíble, con los pies en el río, antes de volver a Caviahue…

Lago Caviahue desde el volcán…

Info útil:

Contratar la excursión en una agencia habilitada, que posea seguro médico, y guías autorizados. En Caviahue hay varias agencias que ofrecen el ascenso al volcán:

  • Caviahue Tours: Av. Bialous s/n – Centro Comercial.
  • Eneqene Turismo: Camino al centro de esquí, Los Ñires s/n (es un tráiler rojo con banderas al lado de la ruta).
  • Esquisol Travel: Av. Bialous y Los Pehuenes, Local 1.
  • Norambuena Turismo: Av. Bialous s/n – Centro Comercial.

El ascenso se puede hacer tanto en verano como en invierno, con vehículos oruga preparados para la nieve.