Historias Viajeras

…lugares, comidas, y algo más…


Deja un comentario

¡Zapallos, zapallos, y más zapallos!

Una Foto Viajera en San Juan, Argentina…

Gran parte de la producción de zapallos de la Argentina proviene de la provincia de San Juan. En la localidad de Rodeo, junto al Embalse Cuesta del Viento, se cultivan zapallos de distintas variedades, tanto para consumo interno como para exportación. Muchas de las variedades que allí se producen son sólo ornamentales, es decir que no tienen otro uso más que para decoración!

De visita a una hermosa finca en Rodeo, nos encontramos con esta colorida montaña de zapallos…

¡Zapallos, zapallos, y más zapallos en Rodeo, San Juan!


2 comentarios

Por las calles de Anguinán…

Una Foto Viajera en La Rioja, Argentina…

¿Estamos en el año 2012? ¿O retrocedimos al siglo XIX? Esa parece ser la sensación al encontrarnos con esta escena en las calles del tranquilo pueblo de Anguinán, en la provincia de La Rioja, Argentina

Es posible retroceder el tiempo en las calles de Anguinán…

Anguinán está ubicada en el Valle de Famatina, a unos 6 km de Chilecito. Además de ser un importante centro vitivinícola en la región, Anguinán es la población más antigua del valle, ya que su fundación data de 1607. Aquí podemos encontrar la típica arquitectura colonial española, especialmente en la Iglesia de Santa Rosa de Lima, construida en 1784.

Anguinán fue para nosotros una muy grata sorpresa cuando recorrimos la provincia de La Rioja… quizás por la tranquilidad de sus calles, la sencillez de su gente, o las hermosas viñas que enmarcan de pueblo… o quizás porque nos permitió viajar en el tiempo, aunque sea por un rato.


Deja un comentario

Caminar por la Luna sin salir de la Tierra

Una Historia Viajera en San Juan, Argentina…

En el extremo noreste de la provincia de San Juan se encuentra el Parque Provincial Ischigualasto, más conocido como Valle de la Luna. Declarado Patrimonio Natural de la Humanidad, el Parque Provincial Ischigualasto sorprende con su geografía de formas caprichosas, su clima riguroso, y su gran riqueza paleontológica, que permite descubrir la historia de la Tierra a cada paso…

Paisaje lunar en Ischigualasto

…el viento y el agua moldearon el paisaje…

El Parque Provincial Ischigualasto conforma, junto con el Parque Nacional Talampaya, un sitio único en el mundo… y hoy vamos a descubrir por qué. Ischigualasto significa “sitio donde no existe la vida”, y su nombre hace referencia a la gran cantidad de restos fósiles que se han encontrado en este Parque. Cada año, geólogos y paleontólogos de todo el mundo llegan a Ischigualasto para investigar las distintas capas sedimentarias, y los fósiles de animales y plantas. De esta forma, con toda la información reunida, van poniendo en su lugar las distintas piezas de un gran rompecabezas, para así entender mejor la historia de la Tierra.

Para poder entender la importancia de este lugar, vamos a realizar un circuito por Ischigualasto, durante el cual, un guía del Parque va a ayudarnos a interpretar lo que vemos…

Formación “El Gusano” en Ischigualasto

La primera parada del recorrido es en la geoforma conocida como “El Gusano”. Allí nos damos cuenta de que las rocas pueden contarnos una historia… sólo hay que saber mirar…

Entre las distintas capas de sedimentos se pueden ver estas hojas fosilizadas…

Este “gusanito” está conformado por la acumulación de sedimentos muy finos de distintas tonalidades. Luego de analizar las distintas capas, los geólogos llegaron a la conclusión de que hace millones de años, en ese mismo lugar, había un lago, a orillas del cual crecían muchas plantas. ¿Cómo podemos probar esto? Al acercarnos a las rocas, mirando con atención, podemos ver, entre las capas de sedimentos, las hojas fosilizadas de las plantas que crecían junto al lago! 

 

Seguimos avanzando hasta llegar a un lugar increíble: el “Balcón del Valle Pintado”. Desde aquí se puede observar la formación geológica que da nombre el Parque: la formación Ischigualasto, donde se han encontrado la mayor cantidad de restos fósiles del lugar…

¡No alcanza la vista para abarcar toda la extensión del Valle Pintado!

La vista desde este “balcón” es hermosa e imponente: lomadas erosionadas por el agua, y rocas de los más variados colores. Estas formas y colores, que no parecen de este planeta, fueron el motivo por el cual, en los años ’60, el periodista Rogelio Díaz Costa bautizó este lugar como “Valle de la Luna”…

Cancha de Bochas

El recorrido continúa, y a medida que avanzamos van apareciendo distintas formas que el agua y el viento erosionaron a lo largo de miles y miles de años. Así llegamos a la siguiente parada, la “Cancha de Bochas”. Aquí no vamos a probar nuestra puntería en el juego: la Cancha de Bochas es una extensa planicie donde la erosión transformó las rocas en “bochas” de piedra.

¡No estamos en Egipto! Es la Esfinge de Ischigualasto…

En esta parada también visitamos “La Esfinge”, llamada así por su gran parecido con la Esfinge de Giza, en Egipto.

Continuamos hacia uno de los sectores más elevados de Ischigualasto, donde paramos para conocer una de las geoformas que se convirtió en  símbolo del Parque: “El Submarino”

¡Es imponente este submarino de piedra!

En “El Submarino, podemos ver nuevamente el trabajo del viento y el agua… Un poco más adelante hacemos otra parada para disfrutar de otro de los íconos del Valle de la Luna: “El Hongo”. Esta llamativa forma es el producto de miles de años de erosión: su base formada por arcillas blandas que el viento fue desgastando, se contrapone a su parte más alta, formada por areniscas más duras.

“El Hongo” es uno de los símbolos del Parque Provincial Ischigualasto

Llegando casi al final del circuito, nos acercamos a la formación “Los Colorados”, donde se encuentran los sedimentos más jóvenes de esta cuenca: unos 220 millones de años…

“Los Colorados”

Esta formación de sedimentos rojos nos muestra un pasado de clima árido y cálido, con ríos que atravesaban esta cuenca. Las Barrancas Coloradas nos acompañan hasta el final del recorrido, pero antes de que el paseo termine, vamos al Centro de Interpretación, donde aprendemos sobre el trabajo de los paleontólogos: pudimos ver cómo trabajan, las herramientas que utilizan, cómo estudian los fósiles, y más!

…más paisajes lunares…

El Valle de la Luna es un lugar realmente sorprendente, donde la historia de la Tierra está al alcance de la mano. Luego de ver las distintas formaciones, de aprender a interpretar lo que las rocas nos muestran, tratamos de poner todas las piezas en su lugar, y de entender la magnitud de lo que está frente a nosotros… entonces ¿por qué Ischigualasto es Patrimonio de la Humanidad?

…la naturaleza dejó su huella en Ischigualasto…

En cualquier lugar del mundo podemos encontrar sedimentos pertenecientes al período Triásico de la Era Mesozoica, hace unos 230 millones de años atrás. Esos sedimentos suelen encontrarse a gran profundidad, ya que quedaron sepultados bajo otros sedimentos que se acumularon a lo largo de millones de años. Pero en el Valle de la Luna esos sedimentos pueden verse fácilmente ¿Por qué?

Hace unos 70 millones de años se produjo el fuerte choque de placas tectónicas que elevó la Cordillera de los Andes. El gran empuje provocó que algunos sectores del continente se hundan y que otros, como Ischigualasto, emerjan, dejando expuestos los sedimentos y restos fósiles de épocas pasadas. Las investigaciones científicas realizadas allí han permitido estudiar el origen de los dinosaurios y reconstruir la secuencia completa del Triásico. Entre los numerosos fósiles que se han encontrado allí, se destaca el dinosaurio más primitivo del mundo: el Eoraptor Lunensis.

Ischigualasto significa “lugar sin vida”…

El  conjunto Ischigualasto-Talampaya fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad en el año 2000 por ser un sitio único en el mundo, un lugar donde la naturaleza dibujó formas que parecen de otro planeta, donde  la historia de nuestra Tierra nos sorprende a cada paso…

Algunos datos útiles…

Ingreso al Parque Provincial Ischigualasto

* A Ischigualasto se puede llegar en auto, o en tour contratado en Valle Fértil, (San Juan) o en Villa Unión (La Rioja). Algunas agencias ofrecen el tour combinado de Ischigualasto y Talampaya pero, a nuestro criterio, son parques demasiado grandes y con mucho para ver como para recorrerlos en un mismo día.

* Junto al estacionamiento del P.P. Ischigualasto se encuentra la Oficina de Informes: allí se abona el acceso al Parque y también se recibe la información necesaria para realizar el circuito, que se realiza en auto propio y dura unas 3 horas y media.

* El recorrido es de aproximadamente 40 km y se realiza en caravana de autos, con un guía que acompaña al grupo (el guía sube al primer vehículo). El circuito incluye 5 paradas, en las cuales todos descienden de los autos para recorrer a pie con el guía los principales atractivos del Parque.

* Para más información sobre el Parque y las distintas formas de conocerlo: http://www.ischigualasto.org/